Usted está aquí: Inicio Entrevistas Entrevista a Isabel Hernando (Cursos de Verano de Cádiz)

DERECHOS DE AUTOR Y NUEVAS TECNOLOGÍAS

Isabel Hernando Collado

PROFª. DRª. ISABEL HERNANDO COLLAZOS. PROFESORA TITULAR DE DERECHO CIVIL DE LA UNIVERSIDAD DEL PAÍS VASCO.

 

Participante en el Seminario Marcas, derechos de autor y patentes.

15/07/08.

><div>
 
 
1. Su conferencia tiene por título, Derechos de Autor y Nuevas Tecnologías. ¿Cuál es la idea central que pretende plasmarnos en ella?
 
La idea es, más que nada, concienciar en cuanto a lo que son los activos materiales y qué supone esa riqueza tanto de la empresa privada como de una universidad, sobre todo de una universidad donde se está invirtiendo dinero público sin verse con posterioridad una reversión. Se tiende a pensar que la transferencia del activo material universitario tiene que hacerse a bajo coste. Lo que hay que pretender es una reversión al erario público y que las empresas que trabajan a bajo coste con material, tratándose de mucha inversión pública, podrían estar rayando el derecho a la competencia.
 
 
2. En relación a los Cursos de Verano de la UCA, cursos de verano en general desde el ámbito universitario ¿qué le parece la posibilidad de contar con un marco de formación complementario durante el período vacacional abierto a todos.
 
Para mí es muy inteligente la iniciativa. Ya teníamos precedentes en la Universidad; por ejemplo de la que yo procedo, que es la del País Vasco contamos también con Cursos de Verano, pero la verdad, he de decir, es que estos cursos de Cádiz están organizados y pensados de una forma que para mí son perfectos, tanto profesionalmente como por la calidad de la gente. Es una calidad tanto a nivel personal, como profesional.
Estoy encantada con la gente de aquí, francamente con mucho gusto; y además los estudiantes que vienen se les ve motivados, algo difícil la mayoría de las veces
 
3. ¿Cuál sería su curso de verano ideal?
 
(Risas). Pues este está muy bien. Yo he estado incluso en países extranjeros y lo cierto es que estos están muy bien hechos. El ideal… La perfección nunca existe, pero este está muy bien, no puedo decir que quisiera otro (risas).
El escenario está muy bien; las instalaciones y el marco en el que se ubican igual. Es muy agradable, y luego, como te comentaba antes, las personas son encantadoras; la tecnología que es lo que nos interesa para poder maniobrar está a punto, la organización es correcta y amable, lo cual es de agradecer, porque a veces nos encontramos con organizadores que sólo saben correr. Por tanto yo creo que este es ideal. Si se mantiene así, muy bien.
Luego ya, a nivel de experiencia o ante nuevos elementos o contenidos que pudieran surgir pues se irían incorporando.
 
Volviendo al tema central de la charla y en cuanto a su campo de estudio e investigación:
4. ¿Qué medidas se pueden adoptar para proteger con mayor eficacia los derechos de autor?
 
La legislación está preparada para afrontar las nuevas tecnologías. Los tribunales no sabemos si están preparados para afrontar el juzgar estos temas, por lo menos desde mi experiencia, falta preparación a nivel de judicatura y falta preparación a nivel de las fuerzas policiales encargadas, con lo cual no es tanto cambiar leyes, sino hacer una labor de concienciación en aquellos medios desde los que se tiene que ejecutar.
Lo que no es posible y lo avanzo desde ya, es la iniciativa de un nuevo Tratado que se está intentando y del que forman parte una serie de estados al margen de las organizaciones de propiedad intelectual e industrial. Ahora están reuniéndose precisamente para tratar de endurecer las medidas contra los ciudadanos en materia de antipiratería. Se está planteando con un gran secretismo e incluso se sospecha que atenten contra los derechos fundamentales y eso habría que verlo con muchísimo cuidado. Utilizando como pretexto la propiedad intelectual, lo que se va a hacer es quizás violar los derechos fundamentales y ahí habrá que estar muy atentos.
El texto elaborado va a salir ya, en el plazo de unos dos meses aproximadamente. Un Tratado internacional realizado través de la Comisión Europea, Estados Unidos, Japón, México… Australia también ha dicho que va a estar dentro aunque no le interesa tal y como está redactado porque viola los derechos fundamentales. Entonces hay que estar muy alerta.
 
En cuanto a las medidas para proteger los derechos de autor, así a corto plazo, serían, concienciar primero a los jueces, segundo a las fuerzas de seguridad que intervengan o que tengan competencias y luego a los ciudadanos. Consistiría en educarlos no tanto en cuanto a la idea de propiedad libre, que al fin al cabo no son más que licencias, sino ante el hecho de que puede que no estén dañando a las compañías, las discográficas o los intermediarios, sino en última medida a los autores, a los creadores e inventores, porque no van a percibir nada a cambio. Entonces hay que concienciar de que es una creación, es una propiedad. Es como si te invaden la casa. Pueden decirte, “no, es que este tipo de propiedad (la intelectual) no tiene que existir”, pero a nadie le gustaría que le invadiesen su casa ¿no?, porque es una propiedad privada. En este caso, es la misma idea.
 
 
¿Qué trascendencia tiene esta forma de propiedad intelectual?
 
La trascendencia radica en que es mucha inversión, tanto en tiempo por parte del creador, como por parte de aquellos que han invertido dinero. Si a continuación va a “acampar” la gente no creativa, o lo van a captar sin ningún tipo de trato especial, lo que van a hacer es limitar las nuevas ideas o temas, porque los creadores van a decir “para qué voy a hacerlo”. “Si mi trabajo no está valorado, para qué voy a trabajar”.
 
Para tratar de solventar esto, como te comentaba, es fundamental la educación por un lado y después por parte de todas aquellas personas encargadas de mantener la propiedad, los derechos de autor, pues que sean eficaces; si se dictan sentencias que se ejecuten, y no que queden ahí en el aire. Y las fuerzas de seguridad si tienen que actuar que sepan qué es lo que hay que hacer.
Yo creo que sólo así funcionaría.
 
 
5. ¿Qué ha supuesto la tecnología de móviles en todo lo que es el protocolo y proceso de autoría intelectual?
 
Este es un tema distinto, porque se trata de ver cómo parar que nos invadan en nuestra, digamos intimidad, de forma no autorizada. Sería como si dijéramos igual que el “spam” en su momento, lo que pasa que antes el spam estaba en los ordenadores y ahora nos los meten en la telefonía. Entonces, no es la historia de la propiedad intelectual, sino que estaría dentro de las comunicaciones comerciales y de la publicidad. Nosotros que le hemos dado a la compañía de teléfono autorización para tener nuestros datos y para tener unas coordenadas concretas que nos permitan conectarnos entre nosotros, eso luego no tiene que utilizarse para hacer mercado. Ahí es donde la autorización de la persona o los medios de consumidores, que a ver si por fin en este país funcionan, o en las organizaciones del consumidor se debería actuar para no consentirlo. Lo mismo que el spam en su momento invadía los ordenadores y se establecieron las medidas oportunas.
 
Es un tema que se sale fuera de lo que es propiedad intelectual; sería derecho al consumidor.
Cuando uno dice, compre usted la marca, “pitopato”, por ejemplo, porque es muy interesante para tal tarea, ahí la marca sí está protegida. Vale, lo que habría que hacer en ese caso es si la línea general de publicidad o la oficina del consumidor pueden actuar, porque esa marca nos está invadiendo a través de un medio que no es el autorizado por nosotros. De la misma forma que antes nos lo metían por medio de los correos electrónicos que casi nos ahogaban, tuvo que salir la Ley de Comunicaciones de Correos Electrónicos y ya no se ha permitido más.
Todo esto lleva a que al final perdamos tiempo y si es un teléfono peor, porque cada dos por tres estamos recibiendo un mensaje no autorizado por nosotros. Pero insisto sale de lo que es la propiedad intelectual. Se trata de protegernos nosotros como consumidores y eso aparte de la ley, que tenga que ampliar el campo de acción, lo que hay que hacer es que las organizaciones de protección al consumidor funcionen como funcionan en Estados Unidos: proteger al consumidor y no sólo cubrir una cierta apariencia. Ciertos aspectos sí funcionan bien, pero vamos son pocos para la mucha historia que hay detrás.
Eso implica protección de los consumidores más que otra cosa, proteger al ciudadano, porque a fin de cuentas, y volviendo sobre la misma idea, son datos nuestros que están siendo utilizados para negocio a través de la inversión de mensajes no autorizados. Esa es la historia. Lo demás, la marca, lo que es el texto por ejemplo, en algunos supuestos puede estar protegido, en otros no.
Es decir “compre usted camisas que se ponen a la venta” o en el caso de un curso de música, y continuación cómprela, pero vamos no tiene protección como tal. Con la música y en el caso de los móviles, lo que tenemos que hacer es “oiga, esto yo no lo he solicitado, no me aburra, ni me haga perder mi tiempo”.
El tiempo también es igual a “ganar dinero”. Es una cuestión de protección al consumidor.
 
 
 
 
Entrevista realizada por: Inma Raquel Benítez Conejero.
 
 
 
Acciones de documento
Favoritos / Compartir